Un 45% de los directores tienen una baja expectativa del impacto que podría tener Ley Nueva Educación Pública

11/01

• Directores califican con nota 4,2 la calidad de la educación en Chile y un 32% cree que ha empeorado
o a empeorado mucho.
• Gobierno de Bachelet es calificado con nota roja, en cuanto al mejoramiento de la
calidad -con un 3,7-, mientras que obtiene una mejora en la evaluación del aporte a la equidad con un 4,2.
• Por segundo año consecutivo la actual Ministra de Educación es calificada con una nota 3,6 por los
directores escolares. De los últimos cincos Ministros de Educación Harald Beyer es el mejor evaluado y el único que obtiene nota azul con un 4,2.
• Directivos escolares tienen bajas expectativas en el efecto de la Ley de Inclusión en el mejoramiento
de la calidad y sólo el 30% cree que impactará positivamente
• Hay amplio consenso de que la educación pública dependa del Ministerio y que con la Ley de Nueva
Educación Pública se permitirá separar la administración escolar de los ciclos electorales.
• Mejorar la formación docente inicial, entregar mayor autonomía para la gestión de los recursos y mejorar la formación docente continua son las tres medidas más importantes a juicio de los
directores para mejorar la calidad.

El Centro de Desarrollo de Liderazgo Educativo presentó los resultados de su encuesta “La Voz de los Directores”, realizada entre agosto y septiembre de 2016 a 575 directivos de diversos establecimientos municipales, particulares subvencionados y particulares pagados de todo el país, con el objetivo de hacer una evaluación de la Educación y sus políticas.
“Los directores evalúan como baja la calidad de la educación en el país, aunque se muestran con mayores expectativas respecto al mejoramiento de la equidad del sistema educativo”, señala Rosario Rivero, investigadora del Centro de Desarrollo de Liderazgo Educativo y encargada de la encuesta.

Algunas de las temáticas consultadas fueron sobre la Reforma Educacional, Nueva Educación Pública, Ley de Inclusión, Ley de Carrera docente y calidad de la educación, entre otras.

“Hay bastante consenso de que la educación pública dependa del Ministerio y que con la ley se permitirá separar la administración escolar de los ciclos electorales. Sin embargo, se cuestiona la capacidad de los servicios para administrar y asesorar a las escuelas y finalmente el impacto que la ley pueda tener en la calidad y en el aumento de la matrícula de los establecimientos públicos”, apunta Rivero.

Si quieres descargar la encuesta haz click AQUÍ.

Principales resultados

Los directores evalúan como baja la calidad de la educación en el país, con una nota 4,2., y tienen moderadas expectativas de mejora de la calidad en el futuro. Ante la pregunta ¿Cómo cree que será la educación en 5 años más? El 61% cree que será igual o bastante similar y el 26% cree que será mejor.
Se mantiene baja la evaluación del gobierno respecto de la calidad, con una nota 3,7, pero se evalúa levemente mejor el aporte a la equidad, con una nota 4,2.

“Los datos muestran, al igual que en años anteriores, que la Subvención Escolar Preferencial y el Programa de Integración Escolar siguen siendo las políticas educativas mejor evaluadas por los directores. En relación a medidas para mejorar la calidad de la educación, los directores destacan nuevamente como principal medida contar con mejores docentes, mejorando la formación inicial y continua de estos”, señala la investigadora.

Ante las políticas educativas recientes los directivos creen que las de mayor contribución a la mejora de la calidad son la Subvención Escolar Preferencial con un 69% y el Programa de Integración Escolar con un 51%. La tercera iniciativa más valorada es el Programa de Formación de Directores de Excelencia y las mayores atribuciones y remuneraciones de los directivos escolares.

Respecto de la Reforma Educacional el 75% de los encuestados señala que las reformas han generado mucha confusión en el sector educacional, mientras que el 82% señala que las reformas consideran poco lo que ocurre en el aula y cree que su foco se ha centrado en la institucionalidad por sobre la calidad.

Sobre la Ley de Nueva Educación Pública, si bien hay un consenso sobre que la educación pública debe depender del Ministerio de Educación, y que con esta ley se permitirá separar la administración escolar de los ciclos municipales, sólo el 30% de los directores consultados cree que los Servicios Locales de Educación Pública prestarán buena asesoría técnica a los colegios y administrarán mejor la educación pública que los municipios.

En relación a la Ley de Carrera Docente existe una baja expectativa del efecto de la Ley de Carrera Docente en la calidad de los aprendizajes con un 47%. Sobre los diversos aspectos de la Ley de Carrera Docente, el 86% cree que es muy positivo es la disminución de las horas no lectivas de los docentes, asimismo tienen una muy alta valoración los procesos de acompañamiento a docentes junto con las mayores exigencias para estudiar pedagogía.

En el caso de la Ley de Inclusión también existe una baja expectativa sobre el efecto en el mejoramiento de la calidad, pero además el 74% de los encuestados cree que los establecimientos están poco preparados para enseñar en un contexto de mayor diversidad, planteado esto como un desafío hacia la formación inicial y continua de los docentes. A pesar de lo anterior el 64% de los directivos está de acuerdo con que la ley permitirá un sistema educacional más equitativo, diverso y respetuoso de la diferencias de los estudiantes.

Finalmente y respecto de los instrumentos de las políticas de liderazgo escolar existe una alta valoración de la utilidad del Marco para la Buena Dirección -80%- y de los Estándares Indicativos de desempeño -78%-. También se valoran las orientaciones del Ministerio de Educación para la elaboración de los Planes de Mejoramiento Educativo, la Nueva Política de Convivencia y las orientaciones para el Proyecto Educativo Institucional.

Foto: