Se inició el 1º Diplomado “Convivencia escolar para Líderes Educativos” del Cedle

22/05

El martes 16 de mayo se inició el 1º Diplomado “Convivencia Escolar para Líderes Educativos”, del Centro de Desarrollo de Liderazgo Escolar en Santiago.

La iniciativa es parte del proyecto “Formación en Liderazgo para la Convivencia Escolar”, que dirige Paulina Herrera, y viene a dar continuidad a las acciones realizadas en 2016.

El diplomado pretende formar a 80 directivos escolares en Santiago y a 40 directivos en Talca y tiene por objetivo desarrollar competencias en los participantes para liderar transformaciones en la comunidad educativa hacia una convivencia pacífica y un clima de buen trato propicio para el aprendizaje y participación de todos los estudiantes.
El programa tendrá seis módulos que corresponden a 100 horas pedagógicas que se realizarán en la Universidad Diego Portales, para la versión  de Santiago y en la Universidad de Talca, en la ciudad respectiva.

Paulina Saez, coordinadora(s) Unidad Liderazgo Escolar del Ministerio de Educación, estuvo presente en la clase inaugural del diplomado, donde puntualizó: “El programa de formación para la convivencia escolar del Centro de Desarrollo de Liderazgo Escolar constituye una importante y valiosa iniciativa que permite desarrollar y fortalecer las capacidades de liderazgo  en el sistema, permitiendo a sus actores poder abordar las diversas complejidades que hoy las escuelas y liceos deben enfrentar en materia de convivencia escolar”.

Para Camila Troncoso, encargada de convivencia del Colegio Confederación Suiza de la Reina, y estudiante del diplomado, “Es importante ir afinando el trabajo de la definición de roles, entre el encargado de convivencia y el inspector general, pero también ser bien complementarios y estar alineados en lo criterios, porque si bien el inspector tiene un rol más punitivo – o hasta la fecha ha tenido un enfoque punitivo-, por otra parte la convivencia escolar tiene un enfoque más formativo, entonces el desafío es cómo ajustar esos dos enfoques”.

“Las necesidades de mi escuela tienen que ver con las problemáticas interpersonales que se generan entre los alumnos, entre alumnos y profesores y entre directivos y profesores, entonces mi expectativa- dado que este año asumí el cargo de encargado de convivencia, es asumir con responsabilidad y también con las herramientas que pueda obtener aquí para hacerlo asertivamente, para hacerlo bien”, agregó Carlos Romanini, encargado de convivencia de la Escuela Benjamín Subercaseaux de la Granja.

Foto: