Directores de colegios: mejora evaluación de Ley de Inclusión y Nueva Carrera Docente

08/03

• Sobre la Reforma Educacional, durante 2017 los directores aumentaron su conocimiento sobre las leyes en implementación, mejorando su evaluación y expectativa respectivamente.
• El 79% de los directores declara conocer muy bien la Ley de Inclusión y el 43% asegura que impactará positivamente al establecimiento.
• El 69% de los directivos señalan conocer muy bien la Ley de Carrera Docente –llegando al 77% en el caso de los establecimientos municipales–, y el 53% piensa que impactará positivamente.
• Sobre la Ley de Nueva Educación Pública sólo el 25% de los directores encuestados señala conocerla muy bien, llegando al 34% en el caso de los directivos de establecimientos municipales, y 50% de los encuestados cree esta ley no impactará en su establecimiento.
• Sobre la gestión del actual gobierno directores evalúan con nota 3,7 y se evalúa levemente mejor su aporte en equidad con un 4.3.
• Ministra de Educación es calificada con una nota 3,7 por los directores escolares, al igual que los últimos cinco ministros del ramo a excepción de Harald Beyer.
• Las tres medidas más mencionadas por los directores para mejorar la calidad son; mejorar la formación inicial docente, entregar más autonomía a los establecimientos en la gestión de recursos y modificar el actual sistema de subvención por asistencia.
• Dentro de los principales obstáculos para el ejercicio de su labor los directores mencionan el exceso de regulaciones y complejidad de la normativa educacional, la falta de compromiso de los padres y apoderados y una alta carga de trabajo con diversidad de funciones.
• El 90% de los directivos escolares encuestados declara que le gusta ser director, sobre el 70% señala que cuenta con un equipo de trabajo adecuado para cumplir sus metas y casi en su totalidad aseguran que poseen facultades para incidir en su labor educativa.

El Centro de Desarrollo de Liderazgo Educativo (CEDLE) hoy presentó los resultados de la quinta encuesta
“La Voz de los Directores”, realizada entre agosto y noviembre de 2017 a 627 directivos de establecimientos municipales, particulares subvencionados y particulares pagados de todo el país, con el objetivo de hacer una evaluación sobre la calidad de la educación y sobre las políticas educacionales más relevantes para el sistema educativo.

Los temas abordados fueron calidad y mejoramiento de la educación, evaluación del gobierno y sus últimos ministros de educación, Reforma educacional y nueva educación pública, implementación de la ley de Carrera Docente y ley de Inclusión junto a la evaluación del trabajo como director.

Principales resultados

Respecto de la Reforma Educacional aumenta el conocimiento de las leyes en implementación -Ley de Inclusión como la Ley de Carrera Docente- y mejora la evaluación y expectativa para ambas.
Descarga la encuesta AQUÍ.

Sobre la Ley de Inclusión, en 2015 el 59% de los directivos aseguraba que dicha ley no impactaría el funcionamiento de su establecimiento, mientras que en 2017 sólo el 36% tuvo esa percepción. En la misma línea, ante la afirmación “La nueva Ley de Inclusión impactará positivamente el funcionamiento del establecimiento”, si en 2015 sólo 17% de los directores adhería a esa aseveración para 2017 el 43% de los directivos encuestados afirmó que la normativa tendrá un impacto positivo.

Sobre los recursos adicionales otorgados por Ley de Inclusión se señala que las decisiones sobre su uso pasan principalmente por el sostenedor. Respecto de la preparación del establecimiento para la implementación de dicha norma, sólo el 49% se declara preparado como director para enseñar en contextos de mayor diversidad aprendizaje y para mantener en el establecimiento alumnos con problemas de disciplina.

“En su segundo año de su implementación, los directores mejoran su evaluación de la Ley de Inclusión sin desconocer los desafíos que ha significado su cumplimiento en las escuelas”, señala la investigadora del Cedle Rosario Rivero.

En cuanto a la ley de Carrera Docente, el 69% de los directivos señalan conocerla muy bien y solo el 38% cree que no impactará en el funcionamiento de su establecimiento. Ante la afirmación “La nueva Ley de Carrera Docente impactará positivamente el funcionamiento del establecimiento”, si en 2016 sólo el 33% de los directivos tuvo esa apreciación para 2017 el 53% de los directores encuestados indicó tal afirmación.

El 90% de los directivos de establecimientos municipales afirma que la gran mayoría de los docentes se acogió a la carrera, un 65% asegura que se aumentaron las horas no lectivas y el 53% señala que los nuevos sueldos de algunos docentes -acogidos a la carrera- son muy similares al del director.

Sobre las horas no lectivas el 65% de los encuestados pertenecientes a los establecimientos municipales señala que efectivamente aumentaron. Respecto de su uso el 63% señala que es destinado al trabajo técnico pedagógico individual y sólo el 34% cree que es utilizado en el trabajo técnico pedagógico colaborativo.

Sin embargo la Ley de Nueva Educación Pública –que comenzó a implementarse en enero de 2018- presenta un menor conocimiento y solo un 25% de los directores señala conocerla muy bien.
La desmunicipalización se mantiene como una demanda importante.

Los directores evalúan como baja la calidad de la educación en el país, con una nota 4,3 y el 55% creen que no habrá grandes cambios. Se mantiene la baja evaluación del gobierno en cuanto al mejoramiento de la calidad, con una nota 3,7 y con un 4,3 en su aporte a la equidad.

La ministra de Educación, Adriana Delpiano, es calificada con nota roja por tercer año consecutivo (3,7) al igual que los últimos cinco ministros de la cartera, a excepción de Harald Beyer quien fue evaluado con un 4,1.

“La evaluación de los directores respecto a la calidad de la educación y la gestión del Gobierno en temas de política educativa es baja, aun cuando existen mejoras en su evaluación respecto a mediciones anteriores”, agrega Rivero.

Las tres medidas más mencionadas por los directores para mejorar la calidad son; mejorar la formación inicial docente, entregar más autonomía a los establecimientos en la gestión de recursos y modificar el actual sistema de subvención por asistencia.

Como los principales obstáculos en el ejercicio de su labor los directores señalan: el exceso de regulaciones y complejidad de la normativa educacional, la falta de compromiso de los padres y apoderados y una alta carga de trabajo con diversidad de funciones. Con muy poca relevancia, menor al 17%, se encuentran situaciones como la falta de recursos económicos, el nivel de vulnerabilidad de los estudiantes y los paros o movilizaciones de profesores y/o estudiantes.

Específicamente, para los directores de establecimientos públicos las principales dificultades declaradas son: la falta de atribuciones y autonomía en la gestión de recursos con un 47%, la falta de compromiso de los padres y apoderados 40% junto a las licencias médicas y el ausentismo de los docents con un 41%.

Pese a lo anterior, el 90% de los directivos escolares encuestados declara que le gusta ser director, sobre el 70% señala que cuenta con un equipo de trabajo adecuado para cumplir sus metas y casi en su totalidad cree en sus capacidades para incidir en su labor educativa.

Foto: