Directores califican con nota 4,3 la calidad de la Educación en Chile

21/12

En su séptima versión, el estudio de opinión “La Voz de los Directores 2019” que presenta el Centro de Desarrollo de Liderazgo Educativo CEDLE, el estudio arroja datos relevantes en torno a temas como las políticas públicas en Educación, la Reforma Educacional, el sistema de Admisión y el Proyecto de Ley de Aula Segura.

Esta semana el Centro de Desarrollo y de Liderazgo Educativo CEDLE dio a conocer los resultados de la séptima encuesta “La Voz de los Directores 2019”, trabajo que estuvo a cargo de la investigadora Rosario Rivero y que tiene como principal finalidad monitorear la percepción de directivos/as escolares sobre las políticas educacionales más relevantes implementadas en Chile, como también aquellas en discusión y/o que pueden ser abordadas en el futuro.

El trabajo que se llevó a cabo entre el 6 de Junio de 2019 y el 9 de Agosto de 2019 y que tuvo una muestra de 641 directores de establecimientos municipales, particulares subvencionados y particulares pagados de todo el país, tiene entre sus objetivos, hacer una evaluación sobre la calidad de la educación y sobre las políticas educacionales más relevantes para el sistema educativo. De la misma forma, el trabajo permite identificar aspectos relacionados al diseño e implementación de políticas de liderazgo y del funcionamiento de los equipos directivos/as escolares como también del nivel intermedio (sostenedores) que apunten a mejorar el aprendizaje de los estudiantes.

Examinando algunos resultados del Estudio, en lo que respecta a una Evaluación General sobre Educación, los directores mantienen una mirada crítica sobre la educación escolar en Chile, con una evaluación regular sobre la calidad y la equidad calificando la educación en Chile con una nota 4.3, evaluación que se ha mantenido similar en los últimos cuatro años. Sin embargo, este año 2019 se puede apreciar, en relación con el año pasado, una diminución de los directores que creen que la educación ha mejorado en los últimos 5 años (32% a 25 %) y que será mejor en los próximos 5 años también (33% a 21%).

En lo que respecta a la Evaluación General del actual Gobierno (Educación), los directores evalúan críticamente al gobierno tanto en el mejoramiento de la calidad y la equidad de la educación y tienen bajas expectativas de lo que se logrará en el periodo faltante. En este sentido, califican con una nota 3.8 al gobierno en cuanto al mejoramiento de la calidad, y con una nota 3.8 en cuanto al mejoramiento de la equidad, mostrando una caída de 5 décimas respecto a los años anteriores. Por otra parte, la evaluación de los últimos Ministros de Educación, al igual que en periodos anteriores, se mantiene deficiente.

En lo que respecta a la Reforma Educacional, se ha consolidado un mayor conocimiento de los directores respecto de este ámbito luego de varios años de implementación. De esta forma, los encestados en un 86% muestran un alto nivel de conocimiento de La Ley de Inclusión por ejemplo. En lo que se refiere a la Ley de Carrera Docente también muestra niveles altos de conocimiento (76%), especialmente en el sector municipal (84%). Si bien el nivel de conocimiento de la Ley de Sistema de Educación Pública es más bajo (55%), ha ido aumentando gradualmente para los establecimientos y es mayor entre los directores de establecimientos municipales (69%).

La Reforma Educacional en la Voz de los Directores

La evaluación específica de cada una de las políticas de la reforma impulsada bajo el gobierno de Michelle Bachelet sigue siendo moderadamente positiva. Sin embargo, los directores están más pesimistas respecto el impacto positivo que estas pueden tener en sus establecimientos. La mayoría de los directores están divididos entre aquellos que creen que las reformas impactarán positivamente, mientras otros creen que no impactará a sus establecimientos. Los directores de establecimientos municipales evalúan de manera más positiva estas políticas. Pero incluso al evaluar el impacto de la Ley de Carrera Docente, la política mejor conceptuada entre los directores, disminuye 59 % a 51% los que creen que ella impactará positivamente. Existe una minoría cree que estas políticas impactarán negativamente su establecimiento (20%).

En lo que respecta, al Sistema de Admisión Escolar (SAE), los directores declaran en su mayoría conocer el sistema de selección (83% declara conocerlo), sin embargo son críticos a la hora de evaluarlo, percibiendo que este debe ser modificado de forma urgente. La mayoría de los directores (61%), independientes de su dependencia administrativa, concuerdan que el SAE debe ser modificado. Sin embargo, solo un 50% de ellos cree que el Proyecto de Admisión Justa es la política que soluciona el sistema de selección.

Otro de los temas que este año toca el Estudio es sobre el Proyecto de Ley Aula Segura, el que si bien es conocido, según la encuesta, transversalmente por los directores, aunque no en profundidad (El 55% de los directores declara conocer algo el proyecto), se valora que la ley devuelva la posibilidad de suspender o expulsar estudiantes que cometen actos violentos en los establecimientos (84%). Empero, la mayoría de los encuestados (72%) cree que es una medida insuficiente para solucionar la violencia en los establecimientos y tiene aprehensiones respecto del efecto que pueden tener las expulsiones en materia de deserción.

En la evaluación Plan Todos al Aula, los directores requieren la instalación de medidas que simplifiquen y unifiquen los distintos procesos burocráticos. Las medidas priorizadas por los directores son la creación de un único Plan de Desarrollo Educativo que integre el PME y el PIE, un sistema unificado de rendición de cuentas y de recursos, y la incorporación de figura de administrador en los establecimientos, especialmente destacado por los establecimientos municipales.

En lo que se refiere a Liderazgo Educativo y a medidas para fortalecer el liderazgo escolar, Los directores solicitan tener mayores atribuciones para gestionar recursos financieros y humanos para así ejercer su rol de forma efectiva. De esta forma, las dos medidas más importantes mencionados son la toma de decisiones sobre el personal (64%) y la mayor autonomía en uso de recursos (45%), prioridades que se mantienen iguales que en la medición de la Voz de los Directores del año 2016.

Otra medida importante se relaciona con el fortalecimiento de la formación de directores y la consideración de la complejidad de los propios establecimientos para las asignaciones por responsabilidades directivas. Por último, y relacionado con las medidas que surgían desde el Plan de Todos al Aula, una prioridad importante mencionada por los directivos se relaciona con el revisar su carga de trabajo y traspasar responsabilidades administrativas a los sostenedores.

Al examinar otro tópico como la Percepciones sobre la Educación Media Técnico Profesional, se aprecia que en la perspectiva de los directores se requiere la implementación urgente de medidas de mejora, tanto en su funcionamiento como en los procesos de evaluación de sus estudiantes. Así la mayoría de los directores declara que es necesario contar con un tipo de evaluación específica para los estudiantes en tanto SIMCE y PSU son sistemas injustos de evaluación para sus alumnos y alumnas (52%).

Revisa la encuesta AQUÍ.

 

Foto: